Ruta Por La Historia

Ruta Por La Historia

sábado, 21 de noviembre de 2015

Hermann Göring

El 15 de octubre de 1946, horas antes de que fuera conducido a la horca para pagar sus crímenes contra Humanidad y de Guerra, el que en otro momento había sido el lugarteniente de Adolf Hitler, Hermann Göring ponía fin a su vida ingiriendo una cápsula de cianuro.

Hermann Göring cadaver
Cadáver de Hermann Göring en su celda de Nuremberg 
Para el pueblo alemán Göring era la cara amable del nazismo, por ello, y a pesar de graves errores en las decisiones que tomó, el pueblo alemán le amaba. Según afirman "El resto de dirigentes nazis eran como dioses, Göring era humano y como tal se mostraba, con  defectos tales como su extravagancia y su histrionismo". 

Hermann Göering nació el 12 de enero de 1893 en Rosenheim (Baviera) en el seno de una curiosa familia, y decimos curiosa ya que sus padres formaban un triangulo amoroso con Hermann Epenstein, un médico judío que se afirma que fue el padre biológico del hermano mayor de Hermann, Albert Göring. El matrimonio Göring y sus hijos se fueron a vivir al Castillo de Veldenstein, que era propiedad de Epenstein.

Durante la infancia de Hermann en este castillo se fue forjando su personalidad, y uno de sus rasgos principales, su extravagancia y amor por los disfraces, ya que se vestía de husar, mientras dirigía tropas de soldados de plomo. De él su madre afirmó que "o bien se convertía en un gran hombre, o el criminal más grande de todos los tiempos", y todo parecía indicar que la segunda opción que su madre proponía era la real, pero todo cambió cuando el joven Hermann entró en la Academia Militar, donde destacó entre sus compañeros. 

Göring joven
El joven cadete Hermann Göring
A estallar la I Guerra Mundial, Hermann fue movilizado, pero su ímpetu inicial fue disminuyendo a la misma velocidad que el avance alemán perdía fuerza, y cuando era Teniente y contaba con 21 años pidió ingresar en la academia de pilotos de Friburgo, y tras su formación pasó a formar parte de los aviadores prusianos, la unidad de élite del ejército del Kaisser. Debido a su manejo y a su arrojo pasó a formar parte del famoso "Circo Volador" de Manfred Von Richthofen, el Barón Rojo.

Circo volador
Idealización del Circo Volador del Barón Rojo
A la muerte de Von Richthofen, el 21 de abril de 1918, Hermann Göring le sustituyó al frente de la célebre escuadra, y aunque le fue concedida la Cruz Pour le Merite, nunca consiguió el respeto de los pilotos que tenía a su mando.

 Pour le Merite
Cruz Pour le Merite
Pero la I Guerra Mundial terminó con la derrota alemana, y Hermann Göring como miles de soldados alemanes se vieron sin empleo y sin futuro en una nación que era aplastada por las clausulas que se habían firmado en el Tratado de París. Nuestro invitado tuvo que ganarse la vida como piloto de de exhibiciones aéreas, vendedor de paracaídas, repartidor de correo aéreo y finalmente de aerotaxi en Suecia. En este país, en Rockelstad, fue donde conoció a dos personas que cambiaron su vida para siempre, el aventurero Erick Von Rossen, que le abrió los ojos a la mitología escandinava y los cultos germanos; y Karin Von Kantzow, el amor de su vida.

Karin Von Kantzow
Karin Von Kantzow
Junto a ella, y gracias a su posición aristocrática, pudo volver a Múnich donde se comenzó a codear con la alta sociedad bávara, y en uno de estos encuentros conoció a la persona a la que decidió dedicar su vida, Adolf Hitler.

Hitler y Göring
Adolf Hitler y Hermann Göring
Si quieres saber como este antiguo héroe de guerra se terminó convirtiendo en uno de los hombres más poderosos de Europa, y a pesar de ser uno de los dirigentes de la llamada Solución Final, ser conocido como el "nazi amable" o como pudo acceder al veneno con el que se suicidó, escucha nuestro programa de esta semana.

                                            Enlace directo al Podcast