Ruta Por La Historia

Ruta Por La Historia

viernes, 24 de abril de 2015

Leonardo Da Vinci

En el programa de esta semana hemos querido rendir homenaje al hombre que mejor encarna el Renacimiento, de hecho un seguidor del programa nos dijo de él, que es “el Renacimiento hecho hombre”, nos referimos lógicamente a Leonardo Da Vinci

Leonardo Da Vinci
Leonardo Da Vinci

Leonardo di Ser Piero Da Vinci, nombre real del genial artista italiano, fue fruto de la relación entre Piero Da Vinci, notario de gran relevancia en Florencia, y Caterina, una humilde moza de taberna. Piero, por presión de su padre, asumió el compromiso de correr con los gastos de manutención de la criatura, pero no quiso casarse con Caterina ya que esperaba unirse con alguien de un estatus social más alto.

Desde pequeño Leonardo demostró que tenía un carácter distinto a los demás niños, mientras éstos jugaban sin parar, Leonardo prefería marchar al campo y observar la naturaleza de manera compulsiva, este amor por la naturaleza le marcó para el resto de su vida, ya que tomó una de las decisiones más duras de su vida. Tras ver como se llevaba a cabo la matanza de un cerdo, Leonardo se volvió vegetariano ya que según sus propias palabras “no quería hacerse cómplice de la barbarie humana”.

Poco tiempo después, su abuelo paterno consiguió que Leonardo viviese con él y fue donde Leonardo se inició en las artes gracias a su abuela, Lucia di ser Piero di Zoso, que era una gran ceramista. Demostró tener grandes capacidades, y su padre tomó una serie de dibujos de Leonardo y se los mostró a su amigo, el insigne artista Andrea del Verrocchio, quien nada más verlos supo que detrás de ellos había un artista de gran talento.

Virgen con Juan el Bautista y Donato de Fiesole. Verrocchio
Virgen con Juan el Bautista y Donato de Fiesole por Verrocchio
Junto a Verrocchio obtuvo una gran preparación en lo que se refiere a química, metalurgia, trabajo del cuero y del yeso, mecánica y carpintería, técnicas artísticas como el dibujo, la pintura y la escultura sobre mármol y bronce, pero además supo inculcar en él un fuerte vínculos intelectual.

Tras la revuelta de la familia Pazzi contra los Médicis, señores de Florencia, Leonardo partió hacia Milán al encuentro de Ludovico “El Moro” Sforza, al que se presentó como presentó sus inventos militares tales como carros de combate, piezas de artillería, bombardas, etc.., así como arquitecto de obras civiles en época de paz.

Durante su estancia en Milán, Leonardo realizó uno de los cuadros más importante de su carrera, la magnífica y más que famosa “Virgen de las Rocas”.
Virgen de las Rocas. Museo del Louvre
Virgen de las Rocas. Museo del Louvre
Pero si por algo es recordada su estancia en Milán por estos años, es por la creación del "Cenacolo" o "Última Cena" para el refectorio de Santa Maria delle Grazie, una obra que le llevó 3 años realizar. Una obra inacabada ya que no se atrevió a dar una expresión definitiva a Jesús al considerar “que no existía hombre en el mundo capaz de reflejar la calidad divina de Cristo”. El fresco pretende reflejar el momento tan inquietante en el que Jesús anunció “uno de vosotros me traicionará”. Las manos de los apóstoles de agitan, Pedro se atreve a empuñar un cuchillo, Judas aprieta la bolsa de monedas testigos de su delito, Tomás levanta un dedo interrogador, Mateo, Simón y Tadeo buscan una respuesta…se da por cierto que Leonardo se autorretrató como San Judas Tadeo, por cierto patrón de las causas difíciles.

Igualmente se da por cierto que para realizar el rostro de Simón el zelote, utilizó un busto de Platón. Por último, el rostro de Judas es el del prior de Santa Maria delle Grazie, debido a la enemistad que tenía con el artista, al que metía prisa para que terminase la obra.

La última cena de Leonardo Da Vinci
La última Cena
En todas sus obras se puede observar una perfección en la perspectiva y en las proporciones, y eso se lo debemos a su constante estudio. Su incansable esfuerzo queda patente en otra de sus obras de esta época el llamado “Hombre de Vitruvio” o “Canon de las proporciones humanas” que realizó en 1490.

Vitruvio
Hombre de Vitruvio
Tras la caída de Ludovico debido a la invasión francesa de Milán, Leonardo quedó por un tiempo al servicio de los franceses para preparar la fiesta de bienvenida al Rey Luis XII, pero Leonardo no se quedó mucho tiempo más, y puso rumbo a la Serenísima República de Venecia, donde fue contratado como ingeniero para que comprobase las defensas de la ciudad ante un inminente ataque por parte de los turcos. Aunque las ideas de Leonardo eran buenas el Consejo de los Diez nunca aceptó las ideas del florentino debido al alto coste de su realización. A pesar de ello, la mente de Leonardo no estaba quieta, y en este tiempo ideó el traje de buzo.

Buzo Leonardo
Construcción moderna del traje de buzo de Leonardo
Tras la decepción que supuso su estancia en Venecia, Leonardo partió hacia Florencia, pero todo había cambiado, ya que los Medicis habían sido depuestos por Savonarola, la representación de la más cruel Inquisición, que finalmente fue depuesto por el Papa

Toda esta situación provocó que Leonardo buscase el mecenazgo de Cesar Borgia, hijo del Papa Alejandro VI, y capitán de los ejércitos papales, quien tras entrar triunfal en Roma, reclamó a Leonardo para que se encargara de la construcción de escaleras y canales, así como de realizar diferentes reparaciones en la ciudad. No obstante, una revuelta depuso a la familia Borgia del poder.

Leonardo libre de su acuerdo con los Borgia, partió nuevamente hacia Florencia para entregarse por completo a su obsesión, hacer realidad uno de los más viejos sueños del hombre: volar.

Maquina voladora. Leonardo
Manuscritos de Leonardo sobre máquinas voladoras

Leonardo estaba realizando una obra paralela, un retrato con el que pasó a la posteridad, “La cortesana del velo de gasa” o como ha sido conocido después del siglo XVI, “La Gioconda” o "Mona Lisa"

Gioconda
Gioconda. Museo del Louvre
Leonardo partía de nuevo hacia Milán, donde amplió sus estudios sobre hidráulica, geología, óptica, acústica, mecánica y matemáticas, y ocho años después, aceptando la propuesta del Cardenal Giuliano de Medicis partió hacia Roma, pero durante su segunda etapa romana, su mente se centró en la anatomía, para ello no dudó en recoger cadáveres no reclamados en los hospitales para diseccionarlos, sus investigaciones y dibujos fueron tan exactos que, en la actualidad se incluyen en muchos de los grandes tratados de anatomía.

Estudio de los músculos por Leonardo
Estudio anatómico de Leonardo
Giuliano de Medicis murió y el nuevo destino de Leonardo fue Francia, país donde se sentía verdadera admiración por el florentino. La familia real francesa le ofreció como residencia el Castillo de Clos-Lucé a orillas del Loira. No obstante, la vida comenzaba a abandonar al genio, quien llegó incluso a no poder coger los pinceles debido a una parálisis. 

Ultimo autorretrato Da Vinci
Último autorretrato de Leonardo
Finalmente, el 2 de mayo de 1519, el que para nosotros es el mayor artista de todos los tiempos, fallecía.

Gracias por estar ahí.

                                               Enlace directo al Podcast

sábado, 18 de abril de 2015

Isabel "La Católica"

En el programa de esta semana hemos realizado la primera biografía femenina, y tal honor solo podía recaer en una mujer que tuviera gran importancia a nivel nacional e internacional, y ¿quién mejor que Isabel "La Católica"?

Isabel I "La Católica"
Isabel "La Católica"
En primer lugar tenemos que hablar de su dura infancia, Isabel fue fruto del segundo matrimonio de Juan II de Castilla, por lo que estaba fuera de la linea sucesoria, ya que el heredero era su hermanastro Enrique IV "el Impotente".  Cuando Juan II falleció, la segunda familia del monarca fue mandada a Arévalo (Ávila), donde Isabel fue testigo de los ataques de locura de su madre. 

Arévalo
Castillo de Arévalo
La inestabilidad política en Castilla hizo que surgiera diferentes facciones de apoyo a cada uno los descendientes de Juan II, por un lado estaban los seguidores de Enrique IV, por otro los de su hija Juana, conocida como "la Beltraneja" y por último los de Alfonso, hermano de Isabel. Finalmente estalló la guerra civil en Castilla, pero la temprana muerte de Alfonso, dio la clara victoria a Enrique IV.  Tras la victoria, Enrique IV nombró como heredera  a su hermana Isabel y estableció su matrimonio con Alfonso V de Portugal. 

Isabel no aceptó este acuerdo matrimonial, ya que estaba enamorada de su primo segundo, Fernando, Rey de Sicilia y heredero al trono de Aragón, y tras huir se casó con él en el Palacio de los Vivero de Valladolid el 21 de marzo de 1471.

Boda Reyes Católicos
Boda entre Isabel y Fernando.
Este matrimonio no fue aceptado por Enrique IV, que nombró como heredera a su hija Juana "La Beltraneja", pero Isabel y Fernando jugaron muy hábilmente su bazas político-religiosas, y consiguieron que Enrique IV se reconciliase con su hermanastra. Pero pocos meses después murió, y partidarios de Isabel y de Juana se enfrentaron en una nueva guerra civil que finalizó con la firma del Tratado de Alcaçovas.

Tras ser nombrada Reina de Castilla y Reina consorte de Aragón, llegó el momento de finalizar la Reconquista de España, tras diferentes batallas, en las que Isabel introdujo la idea del Hospital de campaña, el 25 de noviembre de 1491 se firmaron las Capitulaciones de Granada, y el 2 de enero de 1492 Boabdil entregó Granada a Isabel y Fernando.

Boabdil entrega las llaves de la ciudad de Granada
Rendición de Granada

Con el fin de la Reconquista, Isabel acepta el reto de Cristobal Colón, y tras financiar la corona el viaje, se produjo el Descubrimiento de América, pero la Reina castellana siempre pidió que los amerindios fueran tratados con respeto, y únicamente se debía llevar a cabo su cristianización.

Llegada de Colón a América
Descubrimiento de América
Pero bajo su reinado se llevó a cabo la creación de un organismo que para siempre empañará la historia de España, la creación de la Inquisición el 1 de noviembre de 1478, con Fray Tomás de Torquemada al frente a petición de la propia Isabel.

Escudo de la Inquisición
Escudo de la Inquisición
Isabel no fue solamente Reina, también fue madre y quiso inculcar a sus hijos el espíritu de sacrificio, y además tejió una red de matrimonios para internacionalizar la monarquía española.

Finalmente, el 26 de noviembre de 1504 en Medina del Campo, y posiblemente victima de un cáncer de colón o útero, Isabel La Católica fallecía, pasando a formar parte de la Historia.

Muerte de Isabel la Católica
Isabel "La Católica" dictando su testamento.

Gracias por estar al otro lado.

                                               Enlace directo al Podcast